Fri 8th September 2017 - 09:17

La nueva herramienta «SELFIE» pretende apoyar las tecnologías digitales en las escuelas

La Comisión Europea colabora con un equipo de expertos de toda Europa para desarrollar «SELFIE», una herramienta de autoevaluación con la que contribuir a que las escuelas reflexionen respecto al uso de las tecnologías digitales para el aprendizaje y la planificación de los progresos. Seiscientos centros educativos de catorce países europeos probarán la versión beta en septiembre y participarán en su desarrollo y finalización prevista para principios de 2018.

La herramienta se basa en el marco conceptual de las organizaciones educativas competentes en el plano digital (DigCompOrg) que procura una descripción detallada a los centros docentes de cualquier clase para ser competentes desde el punto de vista digital.

SELFIE plantea una serie de preguntas a los maestros, responsables de centros escolares y estudiantes con el fin de ofrecerles una panorámica acerca del uso de las tecnologías digitales para aprender en una escuela concreta. La herramienta evalúa el aprendizaje, que no la tecnología, y por ello, adopta un enfoque de 360 grados que aglutina estrategias escolares, prácticas docentes, infraestructuras, planes de estudios así como experiencias de los estudiantes. La herramienta es flexible y se puede personalizar totalmente, de modo que los centros educativos pueden acomodarla lo mejor posible a su contexto.

 

La herramienta de autoevaluación se apoya en una serie de preguntas básicas y ciertos módulos que se pueden configurar para ajustarse a los distintos contextos escolares y sistemas educativos.
 

En este sentido, se parte de la premisa básica de que una escuela «competente desde una perspectiva digital» que fomente una enseñanza en la era digital sigue la innovación ascendente y descendente y a su vez, responde y respalda el progreso de sus miembros. Ese es el motivo por el que SELFIE implica a todos sus actores: tanto responsables de las instituciones educativas, como maestros y estudiantes, y no se orienta a un enfoque único.

Asimismo, los datos son anónimos y no pueden controlarse centros, estudiantes o profesores en particular. Las respuestas se emplean para confeccionar un informe escolar que revela los puntos fuertes y débiles. Dicho informe es propiedad de la escuela y vela por el diálogo y reflexión internos y la planificación para la mejora. La atención se centra en los avances, por lo que cualquier escuela puede utilizar SELFIE, no solo los campeones de la educación digital o los que tengan un grado elevado de innovación.

El proyecto es fruto del Centro Común de Investigación en su labor conjunta con la Dirección General de Educación, Juventud, Deporte y Cultura  en pro del respaldo de los objetivos de la Comisión Europea para fomentar el aprendizaje y las destrezas digitales y la iniciativa «Opening up Education» (apertura de los sistemas educativos).

Para estar al tanto y conocer más detalles sobre la herramienta, visite la página creada para tal fin

Ayuda lingüística